Cavalieri

Cavalieri
Una vez sorteada la puerta de la entrada anterior, ésta era la segunda -y última- que daba acceso al sitio al que me dirigía. Para finalizar, una acotación aparentemente trivial, pero en la práctica no tanto. Me refiero al acierto y claridad del mensaje, algo que en aras del modernismo, algunos establecimientos han dejado al libre albedrío de diseñadores 4.0 que en más de una ocasión la han liado, seguramente más preocupados por el vanguardismo, que por el mensaje en sí. Conozco un centro comercial en el que la gente suele equivocarse continuamente "su" puerta (sobre todo la de mayor edad).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...