Tania (sobrevolando los cielos del barrio) - Parte 1

Helicóptero Tania I

Helicóptero Tania IIII

Helicóptero Tania IV

Sí, sí... se han confirmado vuestras peores sospechas, ésta entrada también es fruto de lo que puedo ver a través de mi ventana. Y es que hasta yo mismo estoy asombrado porque continúo sumando episodios a ésta "involuntaria" serie. Recopilemos... les he mostrado a mis vecinos los cornudos, tractores y animales, la equinovía de la acera de enfrente, también que estoy en la ruta de globos aerostáticos, la zona de concentración vecinal, y otras cosas menos gratas como ver pasar helicópteros de emergencia que llegan al hospital que tengo a poco más de 200 metros de casa. Es por eso que no me llama la atención el sonido de nada que vuele por la zona, salvo.... que aterrice en la esquina de casa. Y eso es lo que sucedió ayer sobre el mediodía, mientras estaba en el ordenador visitando vuestro blogs al tiempo que -cuando no- miraba por la ventana. El lugar elegido para el aterrizaje fue el mismo de la concentración vecinal, menos mal que ayer mis vecinos no tenían actividad social prevista je je!!

En fin, que ante tal escena curiosa, no pude evitar bajar raudamente con la cámara y caminar los metros que me separaban de las "fotos del día". En principio no tenía muy claro de que se trataba porque había camiones de bomberos y otras cosas, pero claro, teniendo en cuenta que vivo a solo 100 metros de los Mossos d´Esquadra de la zona, y que por mi puerta pasan al día más coches de policía con sirena abierta que turismos por una autopista en un día de puente, comprenderán que sumado a las ambulancias que llegan al hospital, y a los bomberos que tuve pared mediante durante años, uno no es de salir a ver que pasa "así como así". Pero ésta vez era diferente, el elemento disparador de la curiosidad fue el helicóptero, y tenía ganas de fotografiar uno, así que a eso fui.

Una vez abajo, pude comprobar que no se trataba de ningún accidente, maniobra, simulacro ni operativo, sino de una exhibición de materiales y equipos de los bomberos, algo interesante siempre.
 
Ya dije que mi interés principal era capturar al helicóptero, así que a su lado permanecí el mayor tiempo que estuve en el lugar, donde la gente que pasaba se paraba, y podía subirse a la aeronave -y otros vehículos-, para conocer el trabajo de los bomberos, bien de cerca.
Pronto el sitio se llenó de niños, que junto con sus padres y mayores un poco más tímidos -y al igual que quién escribe- pudieron tener la experiencia de por primera ver subirse a un helicóptero, de los tantos que se utilizan para combatir los incendios desde el aire.

Lo mejor del momento ocurrió cuando descubrí a una chica muy interesada en cuidar que nadie tocara en la aeronave aquello que no se podía tocar. Esa chica es la que aparece en la primera imagen de ésta entrada, y quién con su nombre le da título a la misma. Tania, piloto de helicópteros, una chica encantadora con la que tuve el placer de charlar un buen rato, y aprender mucho sobre su trabajo, así como sobre todo lo relacionado con éste tipo de aparatos, procedimientos, y  tantas otras cosas concernientes a la operativa de bomberos, como al vuelo de aeronaves en general.

Evidentemente ella debía estar atenta a la gente que subiera al aparato, pero en un momento de "tranquilidad", accedió amablemente a que le tomara un par de fotografías, por las que le estoy muy agradecido, así como por su deferencia y atención para con éste "curioso de turno".

Ésta es una primer entrega, pero habrá otra mostrando el interior de éste helicóptero dedicado a la extinción de incendios, y que como no podía ser de otra manera, cuenta con un elemento conocido por todos, esa bolsa o saca muy grande, que se llena de agua a la hora de "trabajar", y que ayer como era lógico, se encontraba plegada y guardada, como se aprecia en la imagen nº 3.
Si les interesa el tema, nos vemos en la próxima entrada.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...