Ding dong Micalet

Ding dong Micalet

Luego de un buen rato subiendo una escalera de caracol que quita el aliento; y a través de un recorrido que cada vez se hace más estrecho, saturado de "curiosos" en ambas direcciones disputándose el paso posible en un solo sentido, y con la colaboración (ese día) de 38ºC ambientes que traen fantasmas de claustrofobia a cada paso, al fin se llega a la cima del Micalet.

Después de algunos momentos, necesarios para recobrar la respiración, mientras se comparan caras a uno y otro lado con expresiones desencajas por el esfuerzo independientemente de edades... la recompensa es grande, la vista maravillosa... y mirando hacia arriba, aun queda más, otra campana inmensa, la más alta.

Minutos más tarde y sentado a la poca sombra que era posible conseguir haciendo relevos entre un mundo de visitantes, capturo éste recuerdo disparando por encima de las decenas de cabezas que pasan coqueteándole al objetivo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...