¿Y donde está el piloto?


A pesar del mal tiempo y la niebla, éste fué un vuelo seguro y placentero. Un viaje sin piloto en el Parque de atracciones del Tibidabo, donde se puede apreciar la ciudad de Barcelona desde una altura interesante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...