Reunión helada


Algunas tardes de invierno suelen ser especiales. En ellas, un inspirado y atrevido sol es capaz de entrega lo mejor de sí, al punto de hacernos olvidar por algunas horas, el momento del año en que vivimos. Una de esas tardes mágicas, de regreso a casa, al atravezar una plaza pasé a unos metros de éstos niños, que llamaron mi atención porque estaban totalmente abstraidos del entorno, los juegos, y las personas. Lo suyo era una absoluta concentración y distrute... de la "reunión helada".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...