Iluminando el cielo de Barcelona


Las rebajas habían atraído a muchísima gente hasta el "Diagonal Mar".
Caminar dentro del centro comercial era complicado, y cuanto más, conseguir una mesa a la hora de la comida... eso fué misión imposible. Pero la paciencia, buena consejera, me propuso tomar aire fresco y hacer un poco de tiempo mientras el ambiente se calmaba. Entonces llegó la recompensa, y nos vimos las caras con un cielo alejado de las terrenales compras, ocupado tan solo en regalar generosamente su perfección azulada, que a esa hora cubría Barcelona.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...