Almuerzo con vista


Llegar hasta el último piso del Corte Inglés de Plaza Catalunya, tiene su recompensa; aunque en este día en particular, el cielo estaba de un gris muy poco amistoso que no le hacía justicia a la vista. No obstante, quise tomar una mesa junto a la ventana, pero mi ingenuidad fue prontamente puesta en evidencia. El reloj marcaba la hora de máxima concurrencia, y todos parecían haber tenido la misma idea. Decidí entonces tomarme con calma la tarea de acercarme al cristal, y poco a poco fui abriéndome camino entre aromas, copas, y risas de muchas nacionalidades, hasta llevarme este "reflejado" recuerdo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...