Vitraux


El cielo estaba amenazante; de pronto, una fuerte lluvia se encargó de diseminar a curiosos, turistas, beatos y demás mortales que acertaban a pasar por el lugar. Algunos buscamos cobijo en el interior de la iglesia del Sagrado Corazón. Allí, en un heterogéneo tumulto de desertores climáticos camuflados entre recogidos feligreses, un disparo rápido e impreciso logro sortear el mar de intrusos, y captar esta imagen con la poca luz que provenía del exterior.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...